Día Mundial de la naturaleza

La ONU ha decidido proclamar el 3 de marzo como Día Mundial de la Naturaleza, con el fin de dar a conocer la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de concienciar acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad.

Nuestros alumnos de 1º ESO han realizado una visita a la planta de reciclaje de Casares, aprovechamos para compartir una información proporcionada por Jesús Amado, técnico ambiental de la Planta:

  • Toda la basura se mezcla en el mismo camión
  • Por lo general existen varios tipos de camiones que hacen su recogida de manera independiente. En los casos que un único camión vacíe en su interior todos los contenedores de reciclaje, debes saber que se trata de vehículos más modernos con separación de compartimentos en el interior, por lo que cada tipo de residuo está aislado de los demás. De este modo, todos los residuos separados en los hogares son recogidos y ordenados por los camiones para tener luego un posterior tratamiento de los mismos.
  • En la planta de reciclaje se junta todo
  • Es imposible que tras su recogida los diferentes tipos de residuos se mezclen, básicamente porque estas instalaciones suelen estar separadas y sólo llega a cada una de ellas el residuo en cuestión a tratar. Aunque es imposible que una parte de los residuos no llegue con impurezas procedentes de otro tipo de basura, estas son separadas de manera manual y automática para su correcto procesamiento.
  • Para eso ya existe un servicio de limpieza y una tasa de basura
  • Son cuestiones diferentes. El coste que supone reciclar cada tipo de residuo normalmente no está financiado con la tasa de basura que la administración establece o es asumido por el servicio urbano de limpieza. Ambas labores se encargan de la recogida de residuos orgánicos por un lado y de mantener las zonas públicas en buen estado. Además, la responsabilidad de los ciudadanos para con el medio ambiente convierte en una obligación el hecho de reciclar para cuidar nuestro entorno. Son las empresas que venden productos envasados quienes mantienen económicamente el reciclaje, para lo que necesitan la colaboración de empresas, organismos públicos y ciudadanos.
  • Reciclar contamina más que fabricar un nuevo producto
  • El daño al medio ambiente es mucho mayor si se tiene que producir un material completamente desde cero que si se establece un sistema de reciclaje, puesto que reciclando se ahorra agua, energía y materia prima. Por ejemplo, fabricar una lata con metal reciclado reduce un 95 % de energía; y en el caso del papel supone un ahorro del 60 % de energía y del 86 % de agua.
  • Frente al modelo de consumo lineal, que genera un gasto continuo de recursos, existe la economía circular, que mediante la reutilización y el reciclaje supone un ahorro en los procesos de producción y la reducción del consumo energético y materias primas.
  • La calidad de un producto reciclado es peor
  • También es habitual escuchar que un producto fabricado a partir de materiales reciclados tiene una peor calidad que un producto fabricado con materias nuevas. Es una creencia falsa, puesto que tanto el vidrio como el aluminio y los plásticos se pueden reciclar y reutilizar de manera ilimitada sin perder sus propiedades.
  • En el caso del papel y el cartón, se genera una pasta que se utiliza para crear nuevos productos como cajas de zapatos, libros o periódicos con una buena calidad del material.
  • El reciclaje hace perder puestos de trabajo
  • Es justo al contrario. En los países donde el reciclaje se ha institucionalizado como una costumbre extendida, la necesidad de crear plantas de reciclaje en algunos casos ha multiplicado hasta por diez la tasa de empleo del sector.
  • Por ejemplo, la Comisión Europea estima que con una correcta gestión de los residuos se crearían más de 400.000 puestos de trabajo, unidos a los 72.000 millones de euros de ahorro para los países comunitarios y el lógico beneficio para el medio ambiente.
  • Estas son las leyendas más habituales que podrás escuchar para no reciclar. De todas formas, recuerda que siguiendo la regla de las 3R, reciclar es el último paso tras reducir el consumo al mínimo necesario y reutilizar todo aquello que todavía puede tener una segunda utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *